esa banda de la que no quiero volver a escuchar – II

30 Nov

Pues resulta que ya se acabó el cochino semestre. Faltan los exámenes finales pero esas son el tipo de cosas que a una ñoñérrima promedio como yo no le preocupan (aunque a uno que otro le arda): sólo 15 días más de actitud UP y a la [ inserte palabrota de su preferencia ] con la uni por un mes, aproximadamente. Por lo pronto, a dar batalla con algunas entregas de trabajos finales, lo cuál me remite al tema del presente post.

Resulta que cierto niño-actor-que-hacía-las-veces-de-un-vampiro-chiquito-en-un-famoso-programa-infantil-de-los-ochenta-en-el-que-actuaban-niños canceló la entrevista que el equipo de trabajo del salón del cual soy la nueva adquisición (aún no sé si cambié de tribu o si sólo soy una visitante; algo así como la artista invitada del siguiente semestre…), por lo que por alguna extraña razón (y a falta de tema de trabajo final) se les ocurrió hacer el video de … Los Magnum. esa banda de la que no quiero volver a escuchar…esa

Acepté sin mayor reparos su propuesta/petición/mandato/idea y le hablé a Dol para preguntarle por un toquín próximo y explicarle que habían(mos) decidido hacer un videishi sobre su banda, a lo que accedió encantado y me dijo que el próximo fin había tocada en Coacalco (-where? ). Después, me fui a echar el rock al King’s Pub de Satélite porque Boris ya se va  de regreso a los esteits (bueno no,  la verdad primero estuve vegetando en la lUPe, despotricando contra los hombres-casual-con algunas de mis amigas y tragando ricasviandas como si no hubiera mañana) :*(

Pedí un mojito en dicho lugar, el cuál tuve que cancelar porque sabía a plantas (una de las hojas de “hierbabuena/menta” parecía más bien la hoja de una rosa) y mejor me tomé un sex on the beach que no estaba tan mal. De ahí, a casa de A…, donde ante la insistencia del público ( ¿o la mía? ) bajó la lira y los tambores y nos pusimos, su papá incluído, a echar el rock mientras la otra mitad de los convidados conversaban animosamente en la cocina. Rockeamos hasta las ¿seis? de la mañana (desde temprano yo traía la pila a full) y hasta el de los tamborcitos me apuntó para ser vocalista de su banda 😛

Pero a pesar de haber sido una gran noche, donde ví a Boris y a Pepo y hubo buenas noticias,  estoy algo sentida. Con un par de alcoholes encima, como que no me emocionó particularmente el hecho de que A… casi ni me pelara por estar platicando primero con unas chavas random (resultaron ser amigas de la oficina del bataco de la “banda” – coladas, pues) y después con H…, una de mis amigas con la que no tiene nada en común (después supe que hablaban de las motos y hasta las mil horas tuvo la decencia de platicarles a mi mejor amiga y a H… de la vez que me llevó a pasear en la moto*) . Argh. Con lo que me gusta la atención y me pica que no me la prodiguen (me confieso una spotlight kid en algunas circunstancias). Así que mejor me puse a platicar con O… y con otras personas hasta que llegó la hora del toquín improvisado. Ah, no. En ese tiempo me la pasé echando relajo con el bataco, aunque he de aclarar que fue relajo sano y sin ningún interés sexual. De verdad, sólo nos caímos bien. Pero A… empezó a tocar como con rabia, y el bataco me dijo que “o ese wey está encabronado o está muy clavado (en la guitarra)”. No quiero hacer conjeturas pero hay cosas que me llevan a pensar que… nah.

Total que a la hora de la huída, A… me dijo que si yo no me iba a quedar  y a regresar con O… (como siempre, yo no sé por qué rayos hace eso y siempre quiere que me quede los años y no sé de dónde sacó que yo me iba a regresar con O… wtf! ). Le dije que yo venía con mi mejor amiga y que con ella me iría (si ya sabe cómo funciona, no entiendo por qué hace eso siempre). Como traía falda y él vive en Arbolerdas esquina Polo Norte, me dio un calambre en la pierna derecha, ya a la salida. ¿Por qué no?

Como Pepo se adelantó para llevar a H… a su casa y se llevó el carro de Boris, nos regresamos con J… Iba pues, entre los alcoholes, el calambre, la hora y el frío (nos dio otro amanecer en la borrachera… ya hacía falta) me fui dormitando durante casi todo el trayecto. Casi porque en algún momento de la madrugada, A… me mandó un críptico mensaje al celular:

“Cero y van dos que me desairas”

Huh?! ¿Que yo qué? ¡Pero si él no me peló en toda la noche! Total… empezamos a mandarnos mensajitos. Que si no me hubiera dejado ir, que si se lanzaba por mí y que si no me había pelado en toda la noche. Que si ya lo conozco cómo es para qué me sorprendo. Que si ya me conoce como soy y que me gusta la atención.

Gracias al Dios al que le recen, mi mejor amiga iba coacheando el asunto. La verdad le hubiera casi casi dicho que estaba ¿celosa? de no ser por ella. Me acordé muchísimo de la plática que tuvimos las niñas y un amigo en la lUPe en la tarde, sobre los mensajes que ellos emiten. El andru sostiene que lo frustrante es que ellos quieren decir exactamente lo que quieren decir con lo que dicen. No hay subtexto ni variados niveles de interpretación. Los mensajes que emiten sólo tienen un nivel de lectura. Yo asentía con la cabeza, porque soy de la idea de que los hombres son básicos-reduccionistas/simplistas… hasta los mensajes de A… (no los de celular; los otros: el hecho de que estableciera muy poco contacto visual conmigo o comentarios como “no puede ser la vocalista porque tengo un mal récord saliendo con las vocalistas”, al cuál contesté con un “pero tú y yo ni salimos” o que por verme platicando con O… asumiera que con él me iba a regresar).

Un momento… (estoy crudita** por lo que mi claridad mental está severamente comprometida) ¿Para A… estamos saliendo, as in we’re dating ? ¿Me mandó esos mensajes como un mero bi-product del alcohol? ¿Se habrá molestado… por los mensajes, porque me llevé bien con el bataco? WTF?!?!?!

No lo sé… como no entiendo el hecho de que I… me viera en el lugar de las flautas y no me saludara y después me mandara un mensaje diciéndome que si sí era yo… y me dijera que le dio pena. Amigo: perdón por el balconeo pero no entiendo a los hombres 😛

Una cree que son muy “libres” y que la sociedad les permite hacer todo lo que quieren. Que no se reprimen ni se guardan las cosas. Que si quieren algo/a alguien van por eso que quieren. Que no conocen la pena, ni los celos, ni la inseguridad y que es nada o muy poco lo que les perturba o les duele. Que son acertivos (me desagrada esa palabra) y que la sociedad les permite expresarse mejor y más que a las mujeres. Creo que no son tan simples… pero podría estar equivocada.

¿Y qué tiene que ver toda esta perorata con Los Magnum esa banda de la que no volveré a escuchar ****… Pues que me latió el bataco medio me llamó la atención el half- midget, half-monkey del “baterista”  y que ahora, con el trabajo final (y lo que creo entender ahora mejor de los hombres) voy a tener oportunidad de entrevistarlo y ¿quién sabe?, en una de esas…. *** -> qué párote que nunca pasó lol

[Por cierto, pronto información de cómo va el guión para el proyecto y dónde, exactamente, será el toquín]

——

*Me encantan las autoreferencias a posts viejos… u.u

**Creo que el hecho de que esté algo crudita/enfermita me afecta a la hora de poner en orden mis pensamientos. El post habla de todo y nada y deberá ser entendido como una unidad conformada por diversos acontecimientos aislados que sucedieron entre el viernes y hoy.

***¡Gracias y que tengan buena racha!

—-

****sí bueno…  no quiero meterme en un pleito que no es mío, pero me reservo el derecho a borrar cualquier referencia o usarla a manera de broma, juego o lo que se me venga en gana. It’s on, bitches!

Anuncios

3 comentarios to “esa banda de la que no quiero volver a escuchar – II”

  1. andres C diciembre 12, 2008 a 12:40 am #

    jajajaja buena falta me hacía reirme y tu post de verdad que me divirtió.
    Se me hace que simplemente es pena de A… aunque en realidad no sabría decirte.
    SaludoS!!!

  2. sterella diciembre 12, 2008 a 3:05 pm #

    andrés C: haha ya extrañaba tus visitas a este, su blog…

    Y pues no sé si pena. El fin siguiente me dijo que si íbamos al cine y ya nunca supe de él… wtf?

    Saludos y hartos besos babosos 😀

  3. andres C diciembre 12, 2008 a 11:05 pm #

    guacala con los besos babosos jaajjaja pero bueno, no puedo parar de reir jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: