and i don’t have to stay this way…

25 Sep

Winter

Joshua Radin

I should know who I am by now
I walk the record stand somehow
Thinkin’ of winter
The name is the splinter inside me
While I wait

And I remember the sound
Of your November downtown
And I remember the truth
A warm December with you

But I don’t have to make this mistake
And I don’t have to stay this way
If only I would wake

The walk has all been cleared by now
Your voice is all I hear somehow
Calling out winter
Your voice is the splinter inside me
While I wait

And I remember the sound
Of your November downtown
And I remember the truth
A warm December with you
But I don’t have to make this mistake
And I don’t have to stay this way
If only I would wake

I could have lost myself
In rough blue waters in your eyes
And I miss you still

Oh I remember the sound
Of your November downtown
And I remember the truth
A warm December with you
But I don’t have to make this mistake
And I don’t have to stay this way
If only I would wake

No puedo dejar de escuchar esta rola. Simplemente no puedo dejar de escuchar a Joshua Radin. Quiero creer, firme y decididamente, que me sirve como fondo musical mientras me retiro a la cueva a lamerme las heridas y que es una medida paliativa de mi subconsciente. Prefiero eso a estarme convirtiendo en eso que los mercadólogos y demás genios llaman “adulta contemporánea”.

Lo de la leona me remite a este grabado, llamado “leona herida”, en Mesopotamia (vean nomás su dolor; cómo pide un poco de clemencia, con la mirada):

Retomando….

Quedó estipulado en el post pasado (me parece) que stoy oyendo mucho soft-rock. Y mucha música noventosa. Y pienso mucho en que ya vamos de “salida”, que ya somos la generación “vieja” de la carrera (justo hoy, en la comida después de lo de “Sportacus”, noté que no conozco a NADIE de los de primer semestre); que en mi próximo cumpleaños cumpliré 24 años y luego… 25. Que ya no puedo darme el lujo de, digamos, no bañarme para ir a la escuela y no puedo usar tenis toda mi vida. Que tengo que pagarme la escuela y conseguirme un trabajo “de verdad” any minute now…

Quiero creer que todo lo anterior es sólo una manifestación del duelo y no una cosa tan seria como que he cambiado tanto que ya no me reconozco ni a mí misma ( o como dice la canción, i could’ve lost myself).

Porque la rola me llega en varios niveles con varias de sus frases. Por ejemplo : i don’t have to make this mistake and i don’t have to stay this way… todo, absolutamente todo, depende enteramente de mí. Así que me inclino a lo trascendente: quiero hacer algo que sea tan mío como del mundo. Quiero hacer algo que sí valga la pena con mi vida. Quiero salvar vidas, generar emociones, inspirar a los demás. No quiero ser una más del montón, quiero que mi voz se oiga porque sé que tengo mucho que decir. Porque ya no quiero volver a voltear atrás y verme obligada a decir “p…ta m…dre, ¿qué diablos hice con estos [ocho meses; dos semestres… ] de MI VIDA?”. Porque no quiero volverme a arrepentir de desperdiciar el tiempo como me dí el lujo de desperdiciarlo casi un año-el pasado- en cosas que no me dejaron más que “en el alma mucho asco”, como diría Belén Reyes.

If only I could wake… me está costando mucho trabajo despertar de este letargo al que voluntaria, pero igual estúpidamente, me ví sometida. Me está costando mucho trabajo arrancarme la cochinada de la piel; pero mucho más de la cabeza. Me está costando la vida misma perdonarme por haberme aventado con todo y venda al vacío. A veces me siento herida; otras tantas, enfurecida. Pero la mayoría de las veces me siento debilitada.

Y no voy a mentir: me da muchísima lástima la, digamos, otra perspectiva de mi historia. Dice un dicho (creo que es una famosa inscripción en una famosa lápida, en realidad): como te ves, me ví; como me veo, te verás. Quizá peor, pero eso ya le toca a la justicia divina o al karma o a lo que sea; ya no es harina de mi costal. A mí, lo que incuestionablemente me toca (y como bien puntualizaron mis amigos en la intervención de ayer), soy yo : i should know who i am by now.

Sé que soy inteligente. Sé que soy muy sensible… profunda, perspicaz, divertida… hasta de “poética” me han tachado alguno que otro desde el vacío que, evidentemente, no sabe (ni supo ni sabrá) nada de nada de mí. Pero lo que no sé es, precisamente, que será de mí. ¿Lograré todo lo que anhelo? ¿Seré una gran periodista; me mandarán a la guerra o seré la próxima gran productora radiofónica? ¿Alguna vez tendré hijos? ¿Me casaría después de la inversión de valores que ha sufrido mi antes idealizada y altamente valuada concepción de las relaciones/matrimonio y que ahora me parecen sólo intentos superficiales por alcanzar la completud que deberíamos buscar en otro lado? ¿Conoceré la India?

The name is the splinter inside me… definitivamente, traigo una astilla-qué digo astilla, estaca- clavada en lo más profundo de mi ser. Pero, por irónico que sea, no tiene nada que ver con el sujeto (porque ése sigue siendo totalmente omisible) ni con el objeto. Es un asunto que va más allá de un o una cualquiera o una situación repetida y recurrente en el hombre. Tiene que ver con lo que yo soy. Porque traiciones y traidores, todos los días… pero transformaciones tan intensas como la que estoy experimentando no nos ahogan con sus caudales de dudas y redefiniciones y rediseños todos los días. Pasa que, como en mi caso, son disparadas por un o una cualquiera o un o una insignificancia… y de ahí pa’l real.

La verdad escribo por terapia… me viene a la mente otra (en realidad otras muchas) línea de otra canción: i know i ain’t changed, but i know i ain’t the same… soy mucho más sabia ahora. También más suspicaz. Quizá me cueste mucho volverme a exponer así. Quizá encuentre quien pueda (y merezca) derribarme las barreras. Quizá estoy siendo soberbia, muy soberbia. Si es así, pido disculpas al que haya tenido el valor de aventarse una más de mis discurrencias sin sentido para el observador/lector. De verdad, una disculpa. Es sólo que…

… I say goodbye to the way of life, I thought I had designed for me…

Anuncios

3 comentarios to “and i don’t have to stay this way…”

  1. andres C septiembre 25, 2008 a 7:05 pm #

    Pues… ¿soberbia? tal vez… pero es buena señal, quiere decir que no estás tan mal como piensas que estás.
    Lo que pasa, y bueno, es sólo mi punto de vista, es que estás, y aunque no te guste, convirtiéndote en adulta contemporánea.
    Pero eso no significa que dejes de usar tenis… yo el otro día tuve q pedirprestados unos zapatos porq iba a una boda y carezco de zapatos negros… carezco de zapatos.
    Lo de la inversión de valores… let it be, let it flow… yo estuve un tiempo así, pensando lo mismo, pero al final del día… q más da si te casas o no? si sí es porque así lo sentiste, si no, también.
    So, enjoy… there is just one life!

  2. sterella septiembre 26, 2008 a 10:19 am #

    andrés c: noooo! adulta contemporánea noooo! hahaha…
    y sé que no necesariamente debo de dejar de usar tenis, sino que es más bien un “quiero seguir usando tenis”? (llevado el anterior flow of thought a niveles más profundos de mi ser). Y no es tanto que no crea en las relaciones (en el fondo, una parte mía quiere seguir creyendo en el príncipe azul) sino que más bien sigo muy dolida con muchas cosas que pasaron en relación a mi ex.

    Pero también tienes razón, la vida es una y también es mía.

    besos!

Trackbacks/Pingbacks

  1. The lioness… « la caja de petri - enero 17, 2009

    […] inicié el camino, era una leona herida, como la de Mesopotamia. Cuando empezó todo estaba […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: